14 de septiembre de 2020

Ser un líder confiable

Si el líder no es confiable no hay liderazgo.

La confianza no es algo que se pueda pedir, has de generarla a través de diferentes muestras, tanto a nivel de competencias como a nivel de integridad personal. Es un valor esencial para cualquier tipo de relación, por tanto, es imprescindible entre el líder y el equipo.

Según Merrian Webster el ser confiable es “Capacidad de ser confiable o de proveer lo que es necesario, ser capaz de que se sepa que se puede contar contigo”.

Para mí, el proveer es tener los comportamientos adecuados y congruentes con lo que eres como persona y líder.

La base para que cualquier equipo funcione es la confianza.

La habilidad del líder de ser confiable genera automáticamente un bienestar emocional en el equipo y una actitud de remar todos en la misma dirección. La persona confiada, no duda, y acompañará al líder en cualquier circunstancia.

Serás un líder confiable si:

  • Fomentas el valor del RESPETO con las personas de tu equipo y contigo. Un respeto que va más allá de ser cordial ;es un respeto por lo que cada miembro de tu equipo es, por lo que necesita o por lo que aporta.
  • Fomentas el valor de la COMUNICACIÓN, creando puentes y no muros, acompañando en el error y no castigándolo. Creando espacios de escucha para el equipo en general y para las personas a nivel individual. No utilizando confidencias de unos y otros.
  • Fomentar el valor de la INTEGRIDAD siendo ejemplo con comportamientos éticos y siendo congruente con tu actuación y lo que predicas. Ofrecer apoyo real a todos los niveles y no comprometiéndote con lo que no puedes alcanzar. Mostrar tu nivel de competencia en el área en la que lideras.
  • Fomentar el valor de la ARMONÍA teniendo una buena gestión emocional y teniendo un pensamiento positivo. Generando espacios de debate donde puedan expresar sus inquietudes y sus aportaciones.
  • Fomentar el valor de la COOPERACIÓN transmitiendo a cada persona la importancia que tiene lo que aporta para que todo el sistema funcione. Invitarles a cooperar para que se sientan parte del proyecto. Reconocimiento de su posición en el equipo.
  • Fomentar el valor de la TRANSPARENCIA, mostrándote como eres, reconociendo tu vulnerabilidad y siendo claro en lo que quieres transmitir. Para eso tienes que trabajar en tu autoconocimiento. Reconocer lo que hay en ti para poder liderar desde tus fortalezas y tus debilidades.

El trabajar desde los valores es una herramienta que te ayudará a tener un referente en el momento de generar tus acciones.

Es un punto de partida en la acción alienado con lo que quieres para tu equipo. Siendo fiel a lo que eres tú como líder y como persona.

Líder, NO TE OLVIDES DE TI.

Líder, NO TE OLVIDES DE TU EQUIPO.

Deja una respuesta